Mon compte

Mot de passe :

Actualités
Retrouvez nos intégrations scolaires de courte et longue durée en Europe, au Canada, aux Etats-Unis, en Australie et en Nouvelle-Zélande !
Retrouvez-nous sur notre page Facebook et suivez toute notre actualité

Voir toutes les dépêches

» » » Generalidades - Estancias en Familias

GENERALIDADES DE LAS ESTANCIAS EN FAMILIA


El éxito de la estancia en familia no sólo se debe a la “calidad” de la familia.

Escogiendo este tipo de alojamiento, el participante debe aceptar seguir y adaptarse a las condiciones de vida del país de acogida y a los usos locales.

 

¿QUÉ DEBE ENTENDERSE POR FAMILIA?

Nosotros entendemos por familia, padre, madre e hijos. Esta figura tradicional representa una gran parte de nuestras familias de acogida, pero la noción de “familia” varía según el país. Así pues, las familias de acogida pueden también ser:

  • Una pareja mayor, cuyos hijos han dejado el hogar.
  • Una familia monoparental.
  • Una mujer sola, en este caso siempre muy disponible.

No podemos en ningún caso:

  • garantizar la presencia de un/a joven de la misma edad en la familia (salvo para los programas  que lo indican con el pictograma ).
  • colocar al participante en una familia idéntica a la suya (composición, nivel social, religión, etc.).

Nota : el origen étnico, la religión y el nivel social no forman parte de nuestros criterios de elección.

La presencia de todos los miembros de la familia durante la estancia no está garantizada.

 

- 1 - Europa, Canadá, Australia y Nueva Zelanda

¿Quién selecciona las familias? ¿Según qué criterios?

En todos los países en los que organizamos estancias lingüísticas, las familias son escogidas por nuestros responsables locales, seleccionados por la dirección de E.D.I. o sus socios. Nosotros escogemos nuestros colaboradores con gran cuidado, nos reunimos regularmente y estamos todo el año en contacto con ellos para la preparación de nuestras estancias según un pliego de condiciones exhaustivo.

 

La selección de las familias se realiza bajo tres criterios principales:

  • el deseo de acoger a un joven extranjero
  • la buena reputación y la honorabilidad
  • el confort material

Las familias frecuentemente son recomendadas por antiguas familias de acogida. Pueden también ser relaciones personales, vecinos o amigos de nuestro organizador local.

E.D.I. se compromete a resolver lo más rápidamente posible todo problema importante que pueda sobrevenir entre un joven y su familia de acogida.

 

¿Cómo son colocados los participantes en las familias de acogida?

Confiamos esta misión a nuestros organizadores locales que efectúan su elección en función de su conocimiento sobre las familias y de los informes recibidos de los participantes, a fin de que estos se integren perfectamente y fácilmente. Es esta la razón por la cual el formulario de inscripción debe ser rellenado con gran atención y cuidado pues  condiciona el éxito de la adaptación a un medio extranjero.

 

- 2 - Estados Unidos

Alojamiento en familia

La mayoría de las familias de acogida, acogen benévolamente. Sin embargo, es cada vez más frecuente que reciban una indemnización para compensar ciertos gastos que se originan.

Es posible que dos o tres familias se releven para asegurar la acogida de un participante o que una familia desee recibir dos jóvenes para facilitar su integración o simplemente porque ellas tienen dos hijos y quieren un “corresponsal” para cada uno. Por otra parte, teniendo en cuenta el urbanismo y la magnitud de ciertas ciudades, es imposible estar alojado en la proximidad de un amigo o en pleno centro de la ciudad elegida. Tener en cuenta de que los transporte públicos son a veces inexistentes.

 

¿Por qué las familias aceptan recibir jóvenes españoles?

Primero porque están orgullosas de su país y deseosas de darlo a conocer. Pero también porque esperan intercambios culturales y de información de todo tipo con jóvenes procedentes de países de donde son originarios buen número de sus antepasados. Las familias no reciben para enseñar el inglés, sino para descubrir otra cultura. Por tanto, un buen nivel lingüístico para poder mantener una conversación es indispensable. Si acogen a estudiantes que son apenas capaces de “farfullar” algunas palabras, las familias se sienten frustradas, decepcionadas y guardan un mal recuerdo de esta experiencia. Es pues indispensable que los participantes puedan comunicar con la familia. Para establecer excelentes relaciones con sus anfitriones, solicitamos de los jóvenes que participen de forma activa en la vida cotidiana de las familias, ayuden en toda ocasión y en caso necesario participen en el importe de salidas y actividades organizadas por la familia.

 

¿Cómo son elegidas las familias?

Por relaciones, por reuniones de información en las escuelas, colegios o institutos. Las familias candidatas son objeto de una profunda encuesta con visita de control, y encuesta de moralidad. Solo las familias honorablemente  conocidas y particularmente amables en las relaciones humanas son escogidas por nuestro corresponsal local.  

 

¿Qué familia, para qué participante?

Es en general la familia quién escoge al participante que va a recibir después de conocer su expediente.

 

¿CUÁL ES EL PAPEL DE LA FAMILIA DE ACOGIDA? 

Las actividades: las familias se comprometen a compartir sus actividades cotidianas con el joven que acogen y a ayudarle a expresarse en su idioma. El participante será considerado como un miembro más de la familia. Es por lo que él deberá dar pruebas de su deseo de integrarse (sonrisas, pequeños favores, entusiasmo y dar las gracias por las actividades propuestas, etc.).

En la mayor parte de nuestras estancias, el sábado y/o el domingo se pasan en familia. Las actividades serán frecuentemente las de la familia (bricolaje, T.V., Juegos de mesa, juegos de video, etc.). Como tantas otras ocasiones de hablar y de progresar…..¡ es lo esencial¡.
La lectura de periódicos o revistas es también un excelente medio de adquirir conocimientos, pues dan ocasión para conversaciones interesantes. En conclusión, las familias son felices de compartir su vida con el participante, sin por ello, cambiar su cotidiano.  

 

- Las comidas: son efectuadas generalmente en la familia. Para las fórmulas que reagrupan los participantes durante la jornada, el almuerzo en la semana está realizado bajo la fórmula de comida para llevar (si está comprendido en la prestación). En las zonas calurosas los horarios de las comidas son frecuentemente desplazados respecto al resto de Europa.

 

Puede ocurrir que la comida propuesta sorprenda! En efecto, los hábitos alimentarios de vuestros anfitriones son frecuentemente diferentes de los vuestros. En la medida de lo posible, el participante debe adaptarse. Sin embargo, puede educadamente comunicar a la familia de sus gustos y preferencias.

 

Nota: todo régimen alimentario específico debe ser señalado en el formulario de inscripción.

 

Cabe señalar que en ciertos países (especialmente anglosajones), las comidas familiares, tal como se conoce en España, están en vías de desaparición. Es frecuente que cada miembro de la familia coma en un momento diferente y no necesariamente con el participante. Siempre que sea posible, pedimos a las familias estar presentes cuando los participantes comen, pero no es raro que prefieran mirar la televisión o leer el periódico, pues la comida no es considerada como un momento de convivencia.

 

En Estados Unidos y en Canadá, el participante se servirá el mismo del congelador, frigorífico, etc.. Los jóvenes americanos y canadienses son muy autónomos y las familias anfitrionas esperan lo mismo de los participantes.

 

¿QUÉ ROPA PREVER PARA UNA ESTANCIA EN FAMILIA?

Las familias proporcionan la ropa de aseo, las sábanas y aseguran el cuidado de la ropa no delicada. No es pues necesario llevar demasiado equipaje.

 

Nota : aseguraos antes de la salida que el participante pueda llevar solo su maleta durante los traslados y durante el viaje, pues nadie podrá ayudarle.

 

DIRECCIÓN DE LAS FAMILIAS : ¿CUÁNDO SON COMUNICADAS?

- Para Europa: de 10 a 2 días antes de la salida.

- Para EE.UU. y Canadá: de 10 días antes de la salida al día de salida (en muy raros casos).

Cabe destacar que cambios de última hora son posibles en caso de problemas familiares imprevistos (enfermedad, accidente, fallecimiento, etc….).

 

¿ES PRECISO HACER UN REGALO A LA FAMILIA DE ACOGIDA?

Nada es obligatorio, sin embargo este regalo constituye un gesto de amistad y facilita los primeros contactos del participante con una familia que aún no conoce.

 

Algunos consejos si Vd. decide hacer un regalo:

  • No escoger un regalo caro. Es el gesto lo que cuenta. Un objeto, una guía turística o una golosina típica de vuestra región de origen es frecuentemente apreciada.
  • No hacer necesariamente un regalo a cada miembro de la familia.
  • Evitar todo lo que sea embarazoso o frágil, productos alimenticios (estancias fuera de Europa) y las bebidas alcohólicas.

ADVERTENCIA DIRIGIDA A LOS PADRES

Conviene informar al joven participante que va a ser seguramente albergado por anfitriones de un medio distinto al suyo (social, étnico, religioso, etc.). Esta diferencia es una riqueza representativa del país de acogida.

El joven debe saber que por razones de orden histórico o de cohesión social, la religión puede tener en un país extranjero, y notablemente en  los EE.UU., una importancia superior de la que se da en la vida cotidiana de los españoles. Puede ocurrir que la práctica de un culto forme parte del modo de vida de la familia de acogida. Esto puede consistir en la asistencia regular a un oficio religioso o a una plegaria antes de las comidas. Ser invitado a asistir a un oficio o a estas plegarias es una manera de comprender y apreciar la vida local y familiar.

En el caso en que el participante juzgue que, a pesar de sus esfuerzos de integración, las exigencias son excesivas o, simplemente, si se establece una incomprensión entre la familia y  el joven, éste no debe dudar de hablar de ello con nuestro agente local.